Google

18.7.08

Barbie vs. Bratz: una guerra de muñecas

Un jurado federal de la localidad estadounidense de Riverside, en California, ha dictaminado que la empresa 'MGA Entertainment Inc.' plagió ideas y conceptos que originalmente salieron de los talleres creativos de su gran rival 'Matell', fabricante de la famosísima "Barbie", para confeccionar la serie de muñecas "Bratz" que salieron al mercado en el 2001. Matell cifra ahora en 500 millones de dólares (315 millones de euros) anuales las ganancias que las "Bratz" han aportado a MGA. -No obstante, otros analistas, como los consultados por el diario 'Los Ángeles Times', valoran las ganancias en hasta dos mil millones de dólares (1.200 millones de euros) al año.- Sea como sea, la decisión de los diez miembros del jurado federal abre, pues, la posibilidad de que Mattel reclame una indemnización millonaria. Y es que la gran mayoría han considerado que el diseño de las muñecas "Bratz", al menos en parte, efectivamente salió de los talleres de su rival fabricante de las "Barbie".
Las "Bratz", con sólo siete años, pretenden ser más sofisticadas y sexys que las "Barbie", que se acercan a su cincuenta aniversario casi sin cambios en su imagen de niñas buenas y figura muy estilizada. El argumento de Matell, aceptado por el jurado, era que Carter Bryant, el diseñador de las "Bratz", ideó las nuevas muñecas en el año 1999, cuando estaba en la plantilla de Matell y antes de que fuera fichado por MGA a las que filtró y vendió el diseño. Se trataba de unas muñecas que representaban todo lo que no era la sofisticada Barbie, y por eso, los atrevidos diseños de las pandilleras Bratz no tuvieron éxito en Mattel. Bryan decidió entonces enseñarlos al presidente de MGA, Isaac Larian. Esta empresa, para rebatirlo, afirma que el diseño de las Bratz fue elaborado por Carter en el segundo semestre de 1998, precisamente en un período en que no estaba en la plantilla de Matell. Sostienen que Bryant trabajó para Mattel entre 1995 y abril de 1998, y otra vez entre enero de 1999 y septiembre de 2000. Apoyan su defensa en que la idea le surgió en el tiempo discurrido entre ambos periodos.
El jurado también ha acusado a MGA y a su ejecutivo Isaac Larian de haber interferido intencionadamente en los deberes contractuales de Bryant con Mattel, y de haberle incitado a quebrantar su lealtad a la marca para la que trabajaba.
En la segunda fase del juicio, que comenzará la próxima semana, Matell podría limitarse a reclamar indemnizaciones por las ventas ya habidas y derechos de autor sobre las ventas venideras, aunque incluso podría ir más lejos y pedir una orden judicial para que MGA deje de fabricar las "Bratz".
Larian, por su parte, señala estar seguro de que la verdad de MGA "prevalecerá al final", sugiriendo de esta manera, que podrían llegar a recurrir la sentencia. Lo que espera demostrar es que las muñecas por sí mismas no afectan a los derechos de Mattel, porque aunque se basan en los dibujos de Bryant, están creadas por diseñadores de MGA. Pero lo cierto es que desde su lanzamiento (en 2001), Bratz ha vendido más de 150 millones de muñecas en todo el mundo y que, por ejemplo en 2007, las ventas de Barbie se redujeron en un 15 por ciento.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Inicio