Google

22.12.08

Zapatazo de millones

El doble zapatazo propinado por el periodista iraquí Muntazar al-Zaidi contra el presidente norteamericano George W. Bush no sólo ha convertido al informador en un héroe de la comunidad musulmana, sino que ha sido la espoleta que ha encendido un negocio que no ha hecho más que empezar.
Aunque no está nada clara la procedencia del calzado, ya que en los mercados bagdadíes pueden encontrarse modelos de medio mundo, los responsables de Calzados Baydan, una empresa de Estambul, no tiene la más mínima duda de que vienen de su almacén. "Llevamos produciendo este modelo específico, que yo diseñé personalmente, durante una década, así que no me puedo equivocar de ninguna manera", explicaba Ramazan Baydan, propietario del negocio. "Soy zapatero, tiene que entenderlo", insistía a un periodista del 'New York Times' que le localizó este pasado fin de semana en la capital turca.
Baydan, temiendo el negocio que se le viene encima ofertando una réplica de los zapatos que casi golpean el rostro de Bush, ya ha contratado a un centenar de trabajadores extra para hacer frente al aumento de la demanda, según ha explicado Serkan Trk, director de ventas de Calzados Baydan, a France Presse. "Entre el día del incidente y hoy, hemos recibido 370.000 encargos", afirma precisando que no se solían vender más de 15.000 pares del citado modelo al año. Con semejante perspectiva, los ochenta trabajadores empleados en la fábrica se le han quedado cortos.
La mayor parte de las peticiones vienen de Irak, donde mucha gente desea calzarse los zapatos Bush, como ha sido rebautizado un modelo antes catalogado como Ducati 271. Su ajustado precio de venta, unos veinte euros al cambio, ayudan a que puedan convertirse en una moda universal ya que parece que la difusión de los zapatos antiBush no quedará circunscrita a Oriente Próximo. Según Calzados Baydan, una firma británica ha pedido 95.000 pares y otra norteamericana ha solicitado el envío de 18.000 pares más. A Irak pronto llegará la última remesa, compuesta por 15.000 parejas de zapatos. La única novedad que parece que implantará la empresa es la distribución de 5.000 carteles de promoción, con la frase "Adiós Bush, bienvenida Democracia" en turco, árabe e inglés. Y es que de Jordania a Turquía, pasando por todo Oriente Próximo e incluso por algunos países asiáticos, miles de personas han exigido la liberación de Muntazar blandiendo estos zapatos como todo arma. En Beirut, hay quien ha visto pasear gente con el calzado colgando del cinturón. En Cisjordania, un acaudalado palestino ha ofrecido al periodista a su hija en matrimonio -sería un honor, aduce- y en el Líbano se dice que un conocido canal de TV ya intenta contratar a Muntazar a cualquier precio: tanto, que ha prometido pagarle un sueldo por cada día que pase en prisión hasta que pueda incorporarse al puesto. Desde lugares tan dispares como Malasia y Libia, las autoridades honran al único iraquí que ha osado enfrentarse con uno de los líderes norteamericanos que más ha hecho por la promoción del caos en Oriente Próximo, dicen. Y los zapatos en cuestión, los genuinos, podrían estar ya -al menos, eso se rumorea- en manos de subastadores dispuestos a sacar millones de dólares por dicho par.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Inicio