Google

2.2.09

karoshi

Según ha dictaminado un tribunal de Hokkaido, una cooperativa agrícola japonesa deberá indemnizar con 100 millones de yenes (aprox. 1,11 millones de dólares) a la familia de un empleado que se suicidó a causa de la excesiva carga de trabajo.
El juez ha considerado que el suicidio del trabajador, a sus 33 años, "puede ser atribuido al trabajo". El magistrado culpa a la cooperativa de ignorar la seguridad del empleado por no reducir su carga laboral. Los familiares de la víctima, que trabajan para la misma cooperativa en la ciudad de Otofuke, habían reclamado inicialmente 140 millones de yenes (1,56 millones de dólares) como compensación. La familia alegó que el hombre padecía una depresión y que el motivo de su suicidio fue su excesivo trabajo.
En abril de 2005, el empleado fue ascendido en la empresa pero recibió diversas reprimendas por parte de su superior y, sólo un mes después, se suicidó en un almacén de la cooperativa.
En 2007 fallecieron 147 personas en Japón debido al karoshi, un término que el Gobierno japonés reconoció por primera vez en 1992 para designar el suicidio causado por la falta de descanso por las obligaciones laborales. En ese mismo año, la Asociación Internacional para la Prevención del Suicidio (AIPS), vinculada a la OMS, confirmó que los problemas en el trabajo figuran entre los principales factores de riesgo que pueden desembocar en un comportamiento suicida.
También en 2007, el Ejecutivo nipón aprobó una propuesta de ley presentada por un grupo de trabajo de la Dieta en el que se plantean medidas preventivas concretas similares a las aplicadas en Gran Bretaña y Finlandia para reducir la tasa de suicidio.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Inicio