Google

13.1.10

Si la esposa tiene un buen sueldo, el marido ayuda en las tareas del hogar

Según un estudio, cuando la esposa tiene un empleo con un nivel de ingresos alto, los hombres se implican más en las tareas domésticas. En estos hogares también es más frecuente que haya una persona contratada para realizar tal labor. El retraso de la edad de la maternidad y el aumento de la infecundidad son algunas de las causas del fenómeno.
No obstante, la incorporación de los hombres al trabajo doméstico depende sobre todo de las características de su esposa. La implicación es mayor cuando los hombres tienen jornadas más cortas, empleos públicos, niveles educativos altos y pocos hijos, y conviven con una mujer que trabaja y tiene niveles educativos y sueldo también elevados.
Debido al cambio experimentado por el colectivo femenino con su incorporación total al mercado laboral, desde hace unos años, casi 3 de cada 4 mujeres de entre 20 y 49 años que viven en hogares con hijos están ocupadas a tiempo completo. Sin embargo, la mayoría de los hombres de entre 25 y 50 años siguen dedicando mucho menos tiempo a las tareas domésticas que sus respectivas parejas. No resulta extraño que en los hogares en los que trabajan los dos miembros se cuente, pues, con una empleada doméstica, que en el caso de las familias con mujeres con sueldos medianos aumenta hasta un 20 por ciento y en el de trabajadoras con sueldos altos al mes, hasta el 90 por ciento tal probabilidad.

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Inicio