Google

10.12.09

Los ricos estadounidenses y sus selectos descansos

No ha sido este un buen año para el multimillonario Donald Trump ya que ha tenido que poner a la venta varias de sus muchas propiedades, entre ellas su mansión de Palm Beach (que salió al mercado por 125 millones de dólares), su dúplex en Trump Park Avenue o su casa en Rodeo Drive. No obstante, aún le quedan unos cuantos lugares donde poder descansar como son sus múltiples hoteles repartidos por todo el planeta o su gran propiedad en el estado de Nueva York (Estados Unidos), que recientemente dejó al líder libio Gadaffi para que levantara allí sus populares jaimas.
Y hablando de Nueva York, su alcalde, Michael Bloomberg, es una de las personas más ricas del planeta. A éste le gusta desconectar del mundo en el resort de esquí Vail, en el estado de Colorado, donde comparte mantel con otros socios de este selecto club al que se accede previo pago de cincuenta mil dólares. También le gusta visitar Inglaterra y alojarse en su mansión londinense de estilo victoriano. Eso cuando no está descansando en su casa valorada en once millones de dólares de la costa de Bermuda.
Por su parte, Bill Gates decidió desconectar de la crisis económica junto a su familia recorriendo este pasado verano la costa croata a bordo de su yate de lujo. A Gates le tira mucho el agua y la costa, de ahí que también se le vea en Guanacaste, Costa Rica, en un hotel del que también posee acciones, el Four Seasons. La Polinesia francesa también la atrae, concretamente el Resort Le Taha a Private Island.
Larry Ellison, el magnate de Oracle Corporation, no tiene problemas para desplazarse a sus múltiples posesiones ya que pilota sus propios jets privados, entre los que se encuentran dos aviones militares. Cuando está por Estados Unidos, suele decantarse por el Malibu Beach Inn, mientras que fuera de este país suele moverse por las Islas Vírgenes Británicas, concretamente Peter Island, donde posee una pequeña mansión.
Ralph Lauren cuenta con decenas de propiedades donde descansar o vivir su estilo de vida, desde la casa de Jamaica a su fabuloso rancho de Colorado, que tiene una extensión de más de sesenta kilómetros cuadrados. Si se cansa de la vida tranquila de la costa o del interior puede alojarse entonces en alguno de los apartamentos repartidos por el estado de Nueva York.
Al magnate de los medios de comunicación Rupert Murdoch le encanta estar rodeado de amigos. Por eso suele invitar a rostros famosos a pasar un día a bordo de su barco, el Rosehearty, como es el caso del actor Mel Gibson o invitarles a cenar en su rancho californiano de Carmen Valley.
Steven Spielberg no es de muchos lujos ni de vacaciones a lo grande. Su última desconexión del ajetreo laboral la tuvo en Irlanda, donde decidió hacer un tour por este país recorriendo sus castillos, sus pequeños pueblos o viviendo la vida local para aprender su cultura y tradiciones. También aprovechó este retiro irlandés para realizar dos de los deportes que más le gustan: senderismo y ciclismo.
Finalmente, Oprah Winfrey, seguramente el rostro más popular y querido de la televisión norteamericana, tiene multitud de posesiones repartidas por todo Estados Unidos. Aunque también le gusta viajar fuera como hizo este verano a España donde celebró su 55 cumpleaños con más de 1.500 amigos. Una fiesta a la que siguió un crucero que duró diez días y recorrió todo el Mediterráneo. También le agrada pasar temporadas en el Caribe, en la casa que su amigo Richard Branson tiene en Necker Island y que ella suele utilizar con frecuencia.

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Inicio