Google

27.4.10

En busca de la felicidad perdida de los empleados

Afirman gran número de expertos que los empleados más felices y satisfechos, y por ende más responsables y productivos, son aquellos que trabajan en compañías en las que existe una mayor flexibilidad. El culto al exceso de trabajo, la creencia firmemente arraigada de que cuantas más horas se trabajen en una empresa más beneficios se generarán ha sido tan dañina como absolutamente equivocada.
Con este panorama, no resulta extraño que las empresas cada vez analicen más las políticas que contribuyen a generar mayor felicidad en el puesto de trabajo. Así, los directores de recursos humanos de no pocas compañías están incrementando durante los últimos años las prácticas orientadas a potenciar la felicidad de sus empleados y por tanto, favorecer la productividad y la sostenibilidad de las empresas.
De inicio, no estaría de más comenzar con la base de los siguientes diez puntos que debieran ser tan esenciales como irrenunciables: Escuchar la diversidad de cada empleado. / Fomentar que cada persona autoevalúe su potencial. / Potenciar el talento personal y profesional. / Otorgar autonomía y responsabilidad en el desempeño profesional. / Garantizar la tolerancia y la colaboración en todos los equipos profesionales. / Acordar la flexibilidad individual y colectiva. / Promover el trabajo digno y la protección social. / Vincular la productividad a objetivos medibles que añadan competitividad. / Recompensar a mandos y directivos comprometidos con la felicidad en el trabajo. / Crear felicidad en el trabajo para aumentar la productividad.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Inicio