Google

20.2.12

Date un respiro

Aunque estar conectado permanentemente al correo electrónico puede ser una ventaja para los trabajadores de oficina, esto puede llegar a convertirse en una tortura, ya que los usuarios suelen llevarse el trabajo consigo y acabar haciendo demasiadas horas extra. Y es que estudios revelan que muchos se convierten en adictos al trabajo debido a la capacidad de recibir y enviar mensajes de correo electrónico, incluso cuando están en casa.

Es importante para el personal pasar tiempo de calidad fuera de la oficina, con la familia, o la realización de actividades recreativas en lugar de aprovechar para responder a mensajes de correo electrónico del cliente.

Los jefes no deberían alentar al personal a trabajar desde su casa a menos que sea absolutamente necesario. Es más, deberían informar a sus empleados que deben limitar el trabajo desde el hogar. Incluso si están contentos con trabajar fuera, los empleados serán menos productivos durante la jornada laboral.

La crisis nos ha obligado a todos a ser más productivos y para los que tienen acceso a un trabajo en casa, esta es una oportunidad para ponerse al día o salir adelante. Con el correo electrónico, los empleados con teléfonos inteligentes son capaces de responder mucho más rápido y también pueden irse preparando para el día de trabajo que tienen por delante, al comprobar su correo electrónico lo primero. Pero los empleados deben ser alentados a tomar pausas adecuadas de descanso. Tener un empleado bien descansado, con un correcto balance entre vida y trabajo, es mucho más útil que un empleado cansado que trabajó demasiadas horas la noche anterior.

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Inicio