Google

8.9.09

Riesgo en los cajeros automáticos

ENISA, la Agencia Europea de Seguridad de las Redes y de la Información, acaba de advertir del alarmante aumento del fraude en los cajeros automáticos, que creció un 149 por ciento el pasado año dejando unas pérdidas de quinientos millones de euros en toda Europa. El número de incidentes en cajeros automáticos en el continente creció un 6 por ciento en 2008 alcanzando los cuatrocientos mil casos, muchos de las cuales se localizaron en gasolineras y aeropuertos. El 72 por ciento de los casos de fraude en cajeros automáticos europeos se localizaron en sólo cinco países: Gran Bretaña, Alemania, Francia, Italia y España.
El rápido crecimiento del número de cajeros automáticos, combinado con ataques más sofisticados y el incremento e innovación de las técnicas de fraude, son, entre otras, las principales causas que han originado este rápido aumento.
Por este motivo, la citada asociación ha hecho un llamamiento a los consumidores para que sean más conscientes de los riesgos existentes y tomen precauciones para evitar convertirse en víctimas del fraude.
El dinero en efectivo obtenido a través del fraude en cajeros continua siendo el método preferido por los delincuentes que obtienen los números PIN con una amplia gama de técnicas que van desde el shoulder surfing (cuando ven el PIN que metes en el cajero mirando por encima de tu hombro) a técnicas de skimming complejo (cuando instalan algo en el lector de tarjetas para clonar la tarjeta).
Estas técnicas pueden implicar el uso de una pequeña cámara espía, una superposición falsa de teclado e incluso cajeros falsos, mientras que cada vez más, la tecnología BlueTooth es utilizada para transmitir información tanto de la tarjeta como de su PIN a un portátil cercano. Tan sólo, durante 2008, un total de 10.302 incidentes de skimming se registraron en Europa.
Otros métodos utilizados en este tipo de fraude para extraer dinero son la captura y recuperación de las tarjetas de los usuarios o detener la retirada en medio de una transacción y completarla una vez que el usuario ha abandonado el cajero.
Asimismo, las bandas criminales organizadas también están utilizando sofisticadas técnicas de phishing y piratería en los sistemas informáticos de los bancos y los sitios web para obtener información de cuenta y PIN.
Los robos en cajeros automáticos y las agresiones físicas también sufrieron un aumento de un 32 por ciento en los últimos doce meses a partir de los ataques físicos contra la integridad del cajero.
Entre los consejos que ofrece esta asociación, en colaboración con S21sec, se encuentra la elección de un buen cajero automático; no utilizar los cajeros automáticos que contengan algún tipo de señalización adicional o de advertencias; tratar de usar los cajeros automáticos situados dentro de las entidades bancarias y no utilizar los cajeros automáticos independientes o fuera de las oficinas bancarias. Asimismo, recomiendan utilizar los cajeros automáticos que estén a la vista y bien iluminados y tener cuidado con los extraños y comprobar que se encuentran a una distancia razonable. Respecto a las operaciones, estas asociaciones recomiendan prestar especial atención a la parte delantera de la máquina para observar si han sido manipulados; vigilar el lector de tarjetas para ver si hay signos de algún dispositivo adicional; mirar cuidadosamente si nota alguna diferencia o algo inusual en el teclado de marcación; comprobar si hay cámaras; proteger su PIN tapando el teclado durante la marcación e informar de inmediato cuando el cajero no le devuelva su tarjeta. Además, aconsejan a los consumidores examinar con frecuencia su extracto del banco e informar inmediatamente de cualquier actividad sospechosa.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Inicio