Google

13.9.10

Retener a los mejores empleados o perecer

Algunas empresas prefieren cuadrar las cuentas a corto plazo y prescindir de los empleados que les resultan más costosos. Si entre ellos se encuentran sus mejores talentos, mala suerte. Craso error ya que en tiempos de crisis económica, además de apostar por la formación, también hay que conservar a nuestros mejores empleados. Así, conseguir y retener a los talentos, mantener motivada a la plantilla y formar al personal más joven son algunas de las claves del buen funcionamiento de las empresas más competentes.
Tan solo un porcentaje bajísimo de los trabajadores está altamente comprometido con su empresa, por eso la importancia de cuidarlos y motivarlos. Son un activo importantísimo que cuidar, ya que dan mucho más de ocho horas de trabajo diarios: dan ilusión, esfuerzo, ideas, imaginación y es por ello por lo que tienen que recibir mucho más que un sueldo. Las políticas de recortes a corto plazo son un error que las compañías cometen de forma acusada, y aún teniendo en cuenta el actual contexto de incertidumbre, los de arriba deben ver que el beneficio a corto plazo tiene grandes consecuencias negativas para un futuro más bien cercano.
La retribución es un factor importante para retener a los mejores empleados, pero no el único. Los trabajadores valoran otras cosas, como la conciliación de la vida personal con la profesional, la posibilidad de promoción y el reconocimiento de sus tareas, entre otros aspectos.
Los modelos de retribución clásicos se basan en un salario fijo anual y pueden resultar insuficientes para retener a los talentos de una empresa. La compensación total es un modelo más evolucionado. No siempre consiste en pagar más, sino en hacerlo mejor. El modelo clásico presenta ineficacias: es generalista e impersonal, presenta una visión fragmentada, y supone una desvinculación de la productividad. La compensación total es más flexible, ya que el profesional puede diseñar su paquete retributivo según sus necesidades: salario, plan de pensiones, seguro médico, vehículo de la empresa, etc.
Para atraer y retener:
-Factores de atracción. Son determinantes la conciliación de la vida personal y profesional, el reconocimiento del trabajo, la oportunidad de desarrollo profesional, el trabajo desafiante, un salario base competitivo, oportunidades de aprendizaje y el nivel de autonomía en el trabajo.
-Factores de retención. Tienen una importancia considerable los mandos que inspiran entusiasmo, las oportunidades de desarrollo profesional, la determinación justa de los salarios y la autonomía en la toma de las decisiones.
-Factores para un mayor compromiso. Pueden incrementarlo las oportunidades de aprendizaje, el interés sincero de la empresa por el empleado, un trabajo desafiante y la autoridad en la toma de decisiones.

2 Comentarios:

Anonymous gestion personal dijo...

Muy interesante. El empleado es el capital más importante que posee una empresa y lograr mantener a los mejores es indispensable. Considero que el departamento de recursos humanos tiene la difícil tarea de diseñar estrategias para hacer que el trabajador se sienta cómodo en su puesto y no tenga la necesidad de buscar nuevos rumbos.

3:42 a. m.  
Anonymous Hoteles dijo...

Coincido absolutamente con la nota. En Despegar.com, sabemos que nuestro capital más valioso es el humano y por eso nuestras políticas en recursos humanos apuntan a generar espacios donde los jóvenes que se desarrollan en la empresa puedan combinar la diversión con el trabajo, en un clima de compañerismo y mutuo compromiso.

4:11 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Inicio